¿Qué es la retroalimentación de un coche? , (y como pararla).

retroalimentacion

Si eres poseedor de un vehículo diesel con turbo seguro que has escuchado alguna vez el término «retroalimentación» y habras escuchado mil y una formas de evitarlo, pero no todas son ciertas o efectivas.

Y aunque no esto no sea de lo más común en averias , si debemos tenerr claro qué es y cómo actuar en caso de que suceda.

Las 10 averías más comunes en los vehículos actuales.

¿Qué es la retroalimentación?

Si tienes la mala suerte de tener un turbo roto con sintomas de haber llegado al final de su vida útil y no haberte dado cuenta puede suceder que el motor entre en un circulo de «retroalimentación positiva».

Esto consiste en que el motor del coche empieza a usar su propio aceite como combustible en lugar de usar el diesel, pasando a funcionar el turbo al máximo de revoluciones hasta agotar todo el aceite. Si esto pasa habrás acabado de romper el turbo y habras fundido el bloque motor , comunmente llamado gripado de motor.

Mientras no le pongas solución al problema tendrás la llamada «fumata blanca».

¿Por qué se produce la retroalimentación?

Tranquilo, no es común que suceda pero si puede pasar y cuando suceda será muy escandaloso como has podido ver en el video anterior.

Como hemos dicho casi siempre que esto suceda se debe a una rotura de turbo , pero tambien puede deberse a fugas de aceite en los casquillos.

En una baja proporción de casos la retroalimentación se debía a un exceso de aceite en el cárter lo que podía producir la presencia de aceite en la admisión, que al tener ciertos componentes en común con el gasóleo puede llegar a funcionar como combustible.

¿Que hago si se produce?

Hay muchos bulos circulando por internet pero pocos son efectivos, de hecho en medio del pánico lo primero que se te pasa por la cabeza es quitar la llave de contacto, desconectar la bateria o meter una pelota de tenis en el escape , pero ya te adelantamos, no va a funcionar , ya que el motor seguirá revolucionado mientras tenga aceite y aire que quemar.

Sea cual sea tu coche, cálmate.

Retroalimentación en coches de cambio manual.

Es quizá el caso más común y el más sencillo, lo que debes hacer es poner el freno de mano, meter la marcha más larga posible y soltar el embrague de golpe.

Si, lo has leido bien, calar el coche es la solución número uno para parar el proceso , hacerlo de forma cuanto más brusca y a la primera es la clave.

Retroalimentación en coches de cambio automático.

Se presenta un escenario algo distinto  y más laborioso, ya que no puedes calar el coche.

En este caso lo que debes hacer es tapar la admisión, si , por donde el coche coge el aire para meter en la cámara de combustión, debes soltar el manguito de admisión, arráncalo si lo necesitas, 15 euros de un manguito frente a los 1000 del turbo no lo vas a notar.

Si tu tuberia de admisión es flexible intenta estrangularla haciendo un codo cerrado, si es rigida introduce un trozo de tela hasta taponar la entrada de aire, el apagado será más lento pero no tienes mucha más alternativa.

Otro de los métodos es rociar con un extintor la entrada de admisión , no tengas miedo, no va a pasar nada peor de lo que está pasando.

© Diseño web imacreste

En cuanto lo tengas controlado , no lo vuelvas a arrancar , llama a la grua y al taller.

 

Last updated by at .