¿Supresor de catalizador o catalizador deportivo?

catalizador deportivo

Esa es la pregunta del millón cuando se quiere vitaminar el coche.

La elección correcta depende del uso del coche y de las preferencias del propietario.

El catalizador del coche. ¿Conoces su funcionamiento?

La eliminación del catalizador resulta en un sistema de escape de flujo muy libre, con baja contrapresión. Esto es positivo sólo si la gestión electrónica es capaz de poner esta libertad en uso.

A parte de eliminar gases tóxicos, el catalizador tiene otra misión muy importante como es la de mejorar el llenado del cilindro y permitir un aumento del régimen máximo en función de las contrapresiones.

Dependiendo de la contrapresión en el escape el rendimiento del motor puede verse alterado perdiendo potencia y produciendo más ruido del debido, dando lugar a efectos indeseados como es un aumento excesivo de la temperatura del motor y/o un mayor consumo.

La reprogramación de la ECU es aconsejable con esta modificación. En muchos coches este procedimiento permite la desactivación del segundo sensor de O2, el que va después del gato, por lo que los valores incorrectos serán ignorados y no habrá ninguna luz de advertencia. Este es un procedimiento estándar en los coches de carreras con ECU independiente.

El inconveniente de esta modificación es que el coche no pasará ninguna prueba de emisiones, ya que los gases contaminantes no se reducirán. También se puede percibir un olor desagradable en el escape.

De modo que eliminar el catalizador sin una gestión eficiente de la centralita , es dejarse seducir por el ruido pensando que el coche «tira más», pero es sólo placebo.

 

Reprogramación de centralitas, todo lo que necesitas saber.

Un catalizador deportivo metálico ofrece un flujo de gas mucho más alto que uno de cerámica, debido a la densidad celular mucho más baja, 100 o 200 células por pulgada cuadrada en comparación con los 400-800 de la unidad origen.

© Diseño web imacreste

Al mismo tiempo retiene algo de contrapresión en comparación con la opción sin catalizador. Esto hace que la reprogramación de la ECU sea innecesaria en la mayoría de los casos, pero aún así permite un aumento consistente del rendimiento gracias a la capacidad de adaptación de los modernos sistemas electrónicos de gestión.

No habrá ningún problema con las pruebas de emisión de gases y no habrá ningún olor desagradable.

Hay que señalar que en los coches muy recientes (Euro 4 y 5 en la norma europea) el rango de emisiones establecido por el fabricante es tan restrictivo que ni siquiera los catalizadores de primer grado HJS utilizados en el sistema de escape Supersprint son capaces de evitar la luz de advertencia del control de emisiones.

© Diseño web imacreste

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Last updated by at .